martes, 15 de junio de 2010


Del 15 al 17 de julio en Maracaibo

I CONGRESO DE LA SOCIEDAD INTERAMERICANA DE DIABETES

Una de las ponentes, la Dra. Alamí Rivero, hará énfasis en los óptimos resultados del trasplante de células madres autólogas al generar cambios positivos en la calidad de vida de los pacientes, omitiendo al máximo, en lo posible, el uso de drogas o químicos.

La Sociedad Interamericana de Diabetes (SID) o Interamerican Society of Diabetes, es una Sociedad Científica y Médica sin fines de lucro fundada por médicos, investigadores y profesionales de la salud venezolanos en el área de la Diabetes, la cual prepara arduamente el I Congreso Interamericano de Diàbetes a realizarse los días, 15, 16 y 17 de julio en el Hotel del Lago en Maracaibo.
Este Congreso además de tener los mejores ponentes del área médica, tiene como objetivos la comunicación e información de los últimos avances en Diabetes Mellitus y enfermedades relacionadas (obesidad, síndrome metabólico, enfermedad coronaria, insuficiencia cardiaca, insuficiencia renal, etc) desde los aspectos básicos y experimentales hasta la atención de pacientes tanto en la prevención, tratamiento y control de la enfermedad.
El Dr. Velasco, presidente ejecutivo de la Sociedad Interamericana de Diabetes es un eminente médico y farmacólogo, con un currículo de 50 páginas, con libros y publicaciones en ingles y español, profesor universitario de la UCV, investigador y organizador de este Congreso, que reúne a los mejores del hemisferio y de Venezuela. Otros eminentes médicos que estarán presentes son Zafar Israili, Luigi Cubeddu, Barbara Klein, Israel Hartman de USA, Miriam Allende de Puerto Rico, Patricia Bonilla, José Andres Octavio, Rafael Muci, Fuad Lechin, Eduardo Morales, Tomás Sanabria, Italo Marsiglia, Jose López, Elsy Rodríguez, Alexis Bello y la Dra. Alami Rivero, entre otros, todos de Venezuela y otros médicos e investigadores de otras latitudes. La Dra. Alami Rivero por su parte tendrá una ponencia sobre Trasplante de Células Madres Autólogas en Diabetes. Uno de los puntos de interés del I Congreso Interamericano de Diabetes es el tratamiento de esta enfermedad con Células Madre autólogas para mejorar calidad de vida y evitar complicaciones. El interés en las células madre se ha incrementado de manera exponencial en la última década. Esta terapia celular ha surgido como ventana terapéutica para distintas patologías médicas. La Diabetes es justamente una de las enfermedades crónicas, en las que las células madre han demostrado efectividad en la mejora de la calidad de vida, y disminución de las complicaciones generadas por esta patología. “En Caracas estoy aplicando la terapia de células madre autólogas (extraídas del mismo paciente), para tratar esta enfermedad hace aproximadamente tres años. Esto se puede aplicar en niños, a partir de los tres años de edad y en adultos”, expresó una de las ponentes de este Congreso la Dra. Alami Rivero.
La Dra. Alami Rivero aplica el procedimiento a través de tres metodologías:
1. Uso de máquina de Aféresis, con venopunción periférica.
2. Punción de médula ósea de esternón.
3. Punción de médula ósea de cara anterior de tibia (en niños).
Los beneficios que he encontrado en mis pacientes, señala Alami Rivero, a los que le he realizado este autotrasplante, con diagnóstico de Diabetes tanto tipo 1 como tipo 2, son los siguientes:
• Disminución en el promedio de las glicemias tanto basales, como postprandiales.
• Disminución significativa de la Hemoglobina Glicosilada (HbA1C), el cual es un parámetro que indica los controles adecuados o inadecuados de las glicemias, en el promedio de los últimos tres meses. Este valor de laboratorio está relacionado, además, con la probabilidad de desarrollar las complicaciones características de esta enfermedad como: retinopatía, nefropatía, neuropatía, etc.
• Disminución en la cantidad de los medicamentos (hipoglicemiantes orales), tomados por el paciente en el caso de Diabetes tipo 2.
• Disminución en la cantidad de unidades de insulina utilizadas y/o disminución en el número de veces que se inyectan en el día, los pacientes con diagnóstico de Diabetes tipo 1.
• Aceleración en el cierre de úlceras de pie diabético.
• Mejoras en el funcionamiento renal, con disminución de los valores de urea y creatinina (no es una limitación que el paciente se encuentre en diálisis).
• Incremento en la energía y la vitalidad.
• Mejoras en la visión.
• Mejoras en el estado de ánimo.
• Disminución de los eventos de hipoglicemia que comprometen la vida del paciente.

En mis estadísticas, el incremento de la calidad de vida del paciente y la mejora de los valores de laboratorio ocurren en el 90% de los tratamientos realizados.
Los cambios ocurren en la mayoría de los casos, a partir de la sexta semana posterior al tratamiento. Sin embargo, he tenido casos en los que los pacientes me refieren cambios en su glicemia y en las dosis de insulina, a partir de la primera semana.
Lo más interesante de este tratamiento, es que nadie puede observar efectos negativos.
El procedimiento se realiza en un día. La terapia puede durar máximo tres horas. Ese mismo día el paciente regresa a su casa, puede manejar o montarse en un avión.
No amerita reposo.
La terapia de células madre autólogas, ha demostrado ser un procedimiento seguro, con un alto grado de efectividad y un factor determinante en la mejora de la calidad de vida de los pacientes con Diabetes.
El reconocimiento de que el mismo organismo tenga medios adecuados y eficientes para la mejoría de enfermedades como la Diabetes hasta hace poco era desconocido por nosotros los médicos. Gracias a la investigación, tanto en animales de laboratorio, como en humanos, ya se ha demostrado la efectividad de esta terapia celular, aunque existen todavía personas que la desconocen o aseguran que se encuentra en etapa de investigación.
Mi objetivo es- explica la Dra. Rivero - a través del uso de las células madre autólogas, generar cambios positivos en la calidad de vida de mis pacientes, omitiendo al máximo, en lo posible, el uso de drogas o químicos. De esta manera evitar el riesgo de efectos secundarios, los cuales suelen ser a veces, más letales o dañinos que la misma enfermedad.
Las células madre son, sin lugar a duda, una herramienta fundamental para el logro de esta meta.
Mi deseo es respaldar con mi esfuerzo y con la colaboración de especialistas de vanguardia, los avances verdaderos de la medicina del siglo XXI, para hacer sentir cambios positivos en mis pacientes, en su sintomatología y desacelerar en lo posible el proceso degenerativo de las enfermedades, finalizó diciendo una de las ponentes del Congreso.